Economía registra peor inicio de año desde 2009

La actividad económica del país registró un deterioro de 4.4 por ciento a tasa anual durante enero, reveló el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) publicado el viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De esta forma, las afectaciones causadas por la pandemia del COVID-19 provocaron que la actividad económica registrara su peor inicio de año desde la crisis financiera de 2009.

Además, la cifra del primer mes de 2021 fue ajustada a la baja.

“Las estimaciones del Indicador Oportuno de la Actividad Económica sugieren un deterioro de la misma pues la contracción anual anticipada del IGAE pasa de -4.2 por ciento en diciembre 2020 a -4.4 en enero 2021”, señaló Julio Santaella, presidente del INEGI, a través de Twitter.

Durante enero, la pandemia del COVID-19 provocó que entidades como la Ciudad de México y el Estado de México se mantuvieran en semáforo rojo, lo que limitó la recuperación de restaurantes, plazas comerciales, cines, entre otros servicios.

En diciembre de 2020, el Inegi pronosticó una caída de 5.4 por ciento a tasa anual para el IOAE, de confirmarse ambas estimaciones, (ya que hasta el momento, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) únicamente está actualizado hasta noviembre de 2020), la economía mexicana presentaría 19 meses consecutivos en números rojos a tasa anual.

Para analistas de Grupo Financiero Banorte, las nuevas restricciones por el COVID-19 causaron que el ritmo de recuperación económica que se venía observando desde junio de 2020, se viera interrumpido durante diciembre y enero de 2021.

“Para enero, vemos todavía un impacto de los nuevos confinamientos, así como de otros factores idiosincráticos, esto se reflejó también en los indicadores de movilidad y en el desempeño divergente de los indicadores del IMEF”, indicaron en un reporte.

De manera particular, el reporte del Inegi estimó que las actividades secundarias del país (manufacturas, minería, construcción, entre otras), disminuyeron a una tasa anual de 4.1 por ciento. Este rubro contribuye con un tercio del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

“El IOAE muestra que la recesión en México se profundiza y con fallas en el suministro de energía eléctrica, se espera igualmente negativo para febrero. En ausencia de un gran acuerdo económico, estaremos condenados a la mediocridad económica”, indicó en su cuenta de Twitter, Raymundo Tenorio, catedrático del Tecnológico de Monterrey.

En tanto, las actividades terciarias (servicios), principal motor de la economía mexicana, mostraron una variación negativa de 5.4 por ciento a tasa anual. Los servicios aportan poco más del 60 por ciento del PIB nacional.

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), permite contar con estimaciones econométricas muy oportunas sobre la evolución del IGAE.

“Así, mientras que el IGAE y sus actividades económicas se dan a conocer aproximadamente ocho semanas después de terminado el mes de referencia, el IOAE presenta sus estimaciones apenas tres semanas después del cierre del mes, adelantadas en cinco semanas a la salida de los datos oficiales”, señaló el instituto en un comunicado.

Además de la estimación puntual, el órgano estadístico subrayó que el comportamiento de la economía nacional podría moverse dentro de un rango negativo de 3.5 y 5.4 por ciento.

Post to Twitter