México sufre fuga de capitales por tercer mes consecutivo

A pesar de un retorno gradual de los capitales hacia países emergentes tras el choque de volatilidad provocado por el coronavirus, México registró en mayo flujos de salida en su mercado de deuda por tercer mes consecutivo debido a una mayor cautela por parte de los inversionistas, dijeron expertos.

Estimaciones de una fuerte contracción, factores idiosincráticos -como definen algunos los temas de manejo local de política económica- y la probabilidad de un recorte en la nota crediticia soberana figuran como las principales causas del menor interés por papeles mexicanos, según analistas, quienes dudan de un regreso a las condiciones previas al Covid-19.

Los bonos de la segunda mayor economía de América Latina vieron partir el mes pasado unos 34,850 millones de pesos (1,490 millones de dólares), que se sumaron a la salida de unos 288,000 millones (12,440 millones de dólares) en marzo y abril, según datos oficiales.

Para algunos, el cambio de percepción sobre el riesgo del país podría retrasar la recuperación de los flujos de capital o incluso mantenerlos negativos en los próximos meses.

Adicionalmente, México registró en 2019 la primera contracción en su economía en una década y el panorama no es alentador. Según una encuesta del banco central, el Producto Interno Bruto caerá un 8% este año.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido criticado por sus políticas macroeconómicas, enfocadas en privilegiar el gasto social, y por haber frenado proyectos de inversión relevantes, así como por su política energética.

Bajo ese escenario, los inversionistas extranjeros “están disminuyendo su exposición a México”, además de que el país “tiene que pagar mucho más para continuar fondeándose en los mercados internacionales”, añadió Jaime.

Post to Twitter