El ecosistema marino se calienta más rápido de lo previsto

16

Los ecosistemas marinos de todo el mundo están experimentando temperaturas oceánicas inusualmente altas con más frecuencia de lo que los investigadores habían previsto.

El doctor Andrew Pershing, director científico del Instituto de Investigación del Golfo de Maine (Estados Unidos), dirigió un nuevo estudio, titulado ‘Desafíos para las comunidades naturales y humanas debido a las sorprendentes temperaturas del océano’, y publicado en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS).

Como parte de este nuevo esfuerzo de investigación, el doctor Pershing, cuya investigación identificó previamente el Golfo de Maine como uno de los ecosistemas con el calentamiento más rápido en el océano global, observó tendencias de calentamiento similares en todo el mundo.

El doctor y sus colegas examinaron 65 grandes ecosistemas marinos desde 1854 hasta 2018 para identificar la frecuencia de temperaturas oceánicas sorprendentes, que definieron como una temperatura media anual que es dos desviaciones estándar por encima de la media de las tres décadas anteriores.

Los investigadores identificaron estas “sorpresas” en todo el mundo, incluido el Ártico, el Atlántico Norte, el Pacífico oriental y fuera de Australia. Además, estos eventos de calentamiento ocurrieron casi al doble de la tasa que esperaban los científicos.

En comunidades naturales (arrecifes de coral, peces, plancton, etc.), las nuevas especies que prefieren condiciones más cálidas a menudo pueden reemplazar a las especies amantes del frío que sufren cuando un ecosistema se calienta.

“En los 65 ecosistemas que examinamos, esperábamos que unos seis o siete de ellos experimentaran estas ‘sorpresas’ cada año –explica Pershing–, pero hemos visto un promedio de 12 ecosistemas experimentando estos eventos de calentamiento cada año durante los últimos siete años, incluyendo un máximo de 23 ‘sorpresas’ en 2016″.

El estudio explora los impactos asociados de estos eventos de calentamiento tanto en comunidades naturales como humanas.

Según el estudio, en el calentamiento gradual de los ecosistemas, el cambio de especies debería ser capaz de mantener el ritmo. Sin embargo, en los ecosistemas que están experimentando un cambio mucho más rápido, se espera que estas comunidades naturales sufran reducciones tanto en la biomasa como en la diversidad.

Un aumento en las “sorpresas” del océano también afecta a los humanos. Los investigadores exploraron el desafío que los rápidos cambios en el ecosistema plantean a las personas que toman decisiones sobre los recursos oceánicos.

A medida que el planeta continúe calentándose, los ecosistemas y las comunidades humanas se adaptarán a las condiciones cambiantes. Sin embargo, según los científicos, no está claro si dichos ajustes mantendrán el ritmo a medida que se aceleren las tendencias climáticas.

Como parte del estudio, el equipo de investigación comparó dos estrategias distintas de toma de decisiones comunitarias. Utilizando un modelo económico, compararon decisiones prospectivas basadas en tendencias climáticas con los resultados de decisiones tomadas solo en experiencias históricas.

Descubrieron que las decisiones a futuro son mucho mejores a medida que aumenta la tasa de calentamiento. Según el estudio, muchos ecosistemas marinos ya se están calentando lo suficientemente rápido como para aplicar este marco de toma de decisiones.

“Estamos entrando en un mundo donde la historia es una guía poco confiable para la toma de decisiones –señala Pershing–. En un mundo que cambia rápidamente, apostar a que las tendencias continuarán es una estrategia mucho mejor”.

A medida que la incidencia de estos eventos de calentamiento extremo continúa aumentando, los resultados de este estudio resaltan la importancia de usar proyecciones climáticas y otras herramientas predictivas para tomar decisiones sobre el futuro.

Post to Twitter