Aumenta importación de acero laminado chino

33

La importación de acero laminado plano en distintas formas proveniente de China alcanzó su mayor volumen en tres años y su primer incremento en cuatro años, a pesar del impuesto especial temporal que se creó para frenar el ingreso de este material al país en el primer trimestre de este año.

Entre enero y marzo de este año entraron al país 53 mil 833.6 toneladas de esta manufactura, un aumento de 25.7 por ciento comparado a lo registrado en igual periodo de 2018, de acuerdo con datos del Sistema de Información Comercial de la Secretaría de Economía.

Empresarios del sector refieren que este incremento se debe a una mayor demanda de empresas manufactureras en México que exportan sus productos a Estados Unidos, por lo que aprovechan que la importación temporal de acero no tiene impuesto.

Máximo Vedoya, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero), explicó que las importaciones temporales chinas crecieron en los últimos tres meses debido a que éstas no pagan impuestos y terminan triangulándose a Estados Unidos.

“Una de las grandes preocupaciones en la Unión Americana es China, entonces estamos trabajando con la Secretaría de Economía sobre qué puede hacer para que no se triangule producto (de China) por México (…) estamos viendo que la Secretaría de Economía debe vigilar esta situación porque debemos defender la relación con el país vecino”, destacó Vedoya.

La Unión Americana eliminó a medidos de mayo el arancel de 25 por ciento a los aceros exportados por México y Canadá, tras un acuerdo logrado entre los tres gobiernos para avanzar en la aprobación del T-MEC.

Lo anterior ocasionó que el acero chino se importe a México, con la intención de eludir el arancel para exportarse al país gobernado por Donald Trump, desde ‘tierras aztecas’.

Ante esto, la administración de Andrés Manuel López Obrador se comprometió a adoptar nuevas y estrictas medidas de monitoreo y cumplimiento para evitar que el acero chino se envíe a Estados Unidos a través de México.

“La guerra comercial entre China y Estados Unidos es una oportunidad para México, pues tiene la oportunidad para trabajar con ellos para generar cadenas de valor en la región sobre empresas que se encuentran en la nación asiática”, destacó Vedoya, también director general de Ternium.

El producto que más incrementó su entrada de China a México es el laminado plano sin alear de anchura superior o igual a 600 milímetros de grosor caliente, al subir casi 300 por ciento en los primeros tres meses de este año comparado con el mismo lapso de 2018.

“Hay trucos donde se pueden traer más productos, específicamente laminados, debe existir más monitoreo para que no se vaya a dar la triangulación (…) El impuesto de Estados Unidos nos puso en una situación crítica, debemos evitar volver a este problema”, expresó en su momento Alonso Ancira, presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), directivo que actualmente se encuentra detenido en España.

Otra de las quejas de la industria es la triangulación por otros países hacia México, donde se sostiene precios muy bajos con los cuales no puede competir la industria nacional.

“Está creciendo la importación por triangulación, nosotros nos vemos desprotegidos, tenemos que hacer que entienda (el gobierno) que no podemos competir con sus precios en acero”, describió Víctor Cairo, director general de Arcelor- Mittal México.

Industria al mínimo

Durante 2018 el sector siderúrgico mexicano apenas creció 1 por ciento, debido a que trabajó sólo al 60 por ciento de su capacidad instalada al reducirse las exportaciones a Estados Unidos, explicó Máximo Vedoya, director general de Ternium.

“La industria tuvo que reducir su actividad en México ante los aranceles que aplicó Estados Unidos a la importación de acero, eso nos puso en riesgo en las operaciones”, destacó.

Según datos de Canacero, en el primer trimestre de 2019 se exportaron 856 mil toneladas, 14 por ciento inferior a lo enviado en el mismo lapso del año pasado. De esta cantidad alrededor de 90 por ciento corresponde a Estados Unidos.

“Fue una situación crítica, nosotros estábamos a punto de cortar otras 2 mil personas. El retiro de los aranceles llegó en un momento indicado”, agregó Alonso Ancira, presidente de AHMSA.

Sobre el futuro de la industria, Vedoya se mostró más positivo, por lo que destacó que podrían crecer un poco más que en 2018, pero dependerá de cómo se recupere la industria.

“No puedo dar un monto de inversión porque debemos ver cómo se recuperan las empresas del problema que se tuvo con Estados Unidos”, indicó.

Post to Twitter

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic