Automotrices alemanas reducen sus ventas en 2018, guerra comercial golpea exportaciones

15

Los alemanes compraron menos vehículos y las exportaciones a China retrocedieron en 2018 por la pugna comercial entre Estados Unidos y el gigante asiático, reportó la Asociación cúpula de la Industria Automovilística de Alemania (VDA).

La VDA se reunió este miércoles para hacer un balance de su desarrollo durante este año y para determinar cuáles son las perspectivas para 2019. Los resultados fueron presentados en la rueda de prensa anual por el presidente de la VDA, Bernhard Mattes.

La producción mundial de automóviles de pasajeros de fabricantes alemanes se mantuvo estable en 2018 con 16.5 millones de vehículos nuevos.

A nivel europeo, los fabricantes alemanes produjeron 1.0% más en Francia y España (15.8 millones), se mantuvieron en Estados Unidos (17.2 millones), mientras que los números bajaron en Italia y Reino Unido. La cifra de nuevos autos en Reino Unido bajó 6.9% respecto el año anterior.

El conflicto comercial entre China y Estados Unidos afectó a la industria automovilística alemana (autos alemanes que se venden en el mercado estadunidense). Las ventas en China retrocedieron 1.0%.

“Esperamos que el mercado mundial de autos en 2018 sea alrededor de 85 millones de unidades”, dijo Mattes. Es un nivel similar al de 2017. Para 2019, la previsión es que aumente ligeramente (casi 1.0%) hasta 85.9 millones de vehículos nuevos.

La previsión en la venta de autos nuevos para 2018 era de 3.5 millones, pero la cifra fue de menos, 3.4 millones de vehículos.

Mattes se mostró positivo y destacó que el empleo en las compañías automotrices locales siguió alcanzando “niveles récord”, a pesar de un contexto difícil: “la política y la industria deben trabajar juntas para fortalecer de manera sostenible las condiciones marco en Alemania como un polo industrial y de inversión”. Mattes calificó el mercado automovilístico de “robusto”.

Dos días después de la conferencia sobre Digitalización, organizada por el gobierno alemán, el presidente de la VDA manifestó que la industria automovilística del país “se encuentra en plena transformación”.

Clave son la electromovilidad y la digitalización. “Estamos convencidos de que dominaremos estos objetivos que tenemos por delante, y que lo haremos muy bien. Por lo tanto, confío en que nuestras empresas estén tan decididas en el avance de la electromovilidad como lo están con la digitalización y la conducción automatizada”, añadió.

Cuestionado sobre la contaminación atmosférica, el presidente de la VDA comentó que el objetivo de la Unión Europea (UE) para 2020/2021 “es muy ambicioso y el más exigente del mundo, si se compara con China, Japón o Estados Unidos”.

Europa está discutiendo actualmente los objetivos de CO2 para los automóviles para 2030. “Estamos convencidos de que querer reducir el 35 o el 40% hasta 2030 o el 20% hasta 2025 es marcarse un objetivo demasiado alto”, comentó Mattes.

La asociación considera estas metas como irrealizables tanto a nivel tecnológico como económico. Por cada gramo de contaminación que se supere, se prevén multas de 5,000 euros (unos 5,680 dólares).

En la UE, la proporción de vehículos alemanes eléctricos es del 50%, sólo en Alemania llega al 66 por ciento. En los próximos años, los fabricantes alemanes triplicarán su oferta de e-cars hasta llegar a 100 modelos con una inversión de 40 mil millones de euros (unos 45,000 millones de dólares) en sistemas de motores híbridos.

En Europa occidental, en los primeros nueve meses de 2018, el 37% de los autos registrados fueron diesel. Según la VDA, dos terceras partes de los diesel que se registraron en Alemania son del tipo Euro 6d TEMP, que emite menos dióxido de nitrógeno que los modelos anteriores.

Interrogado sobre el encuentro del martes entre fabricantes automovilísticos alemanes (Daimler, BMW y VW) y representantes de la Casa Blanca y el mismo presidente estadunidense Donald Trump, Mattes afirmó que fue positivo y espera que pueda haber más: “si se habla cuando existe un conflicto es una buena señal”.

El presidente de la VDA insistió que sólo se trataron planes comerciales de los empresarios y no cuestiones de impuestos aduanales o comerciales, que son un ámbito que es competencia de la Unión Europea.

Post to Twitter