Oposición canadiense presiona a Justin Trudeau por aranceles de Estados Unidos

20

Las bancadas conservadora e izquierdista en la Cámara de los Comunes de Canadá se unieron para exigir al primer ministro Justin Trudeau que informe sobre un plan que permita que Estados Unidos suspenda sus tarifas a las exportaciones canadienses de acero y aluminio.

Los diputados de los partidos Conservador y Nuevo Demócrata (NDP) llamaron a una reunión de emergencia del Comité Permanente de Comercio Internacional de la Cámara de los Comunes, donde se presentaría una moción a fin de que Trudeau presente esa estrategia antes de las fiestas decembrinas.

En medio de las renegociaciones para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la administración del presidente Donald Trump impuso el 1 de junio pasado tarifas arancelarias a las importaciones de acero (25 por ciento) y aluminio (10 por ciento).

Pese a que el nuevo Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) fue firmado finalmente por los gobernantes de los tres países el 30 de noviembre pasado en el marco de la Cumbre del G20, la continuación de las tarifas fue calificada por el gobierno canadiense como “injustificable”.

Las tarifas al acero y aluminio han afectado diversas industrias en Canadá, entre ellas la automotriz, y hace una semana, General Motors Canada informó que cerrará su planta en la población canadiense de Oshawa.

“El primer ministro no se aseguró de que se eliminaran los aranceles antes de firmar el nuevo acuerdo comercial USMCA (T-MEC) y las empresas en todo el país ya se han visto obligadas a cortar pedidos, reducir turnos y despedir trabajadores”, indicaron legisladores de la oposición en una misiva.

A menos de un año de que se realicen las elecciones generales en Canadá, en las que Trudeau buscará la reelección, los diputados de oposición criticaron que los canadienses ahora enfrentan una “crisis de competitividad que el gobierno ya no puede permitirse ignorar”.

La última vez que un primer ministro acudió a un comité parlamentario fue en 2006, cuando el entonces primer ministro Stephen Harper testificó ante un Comité del Senado sobre su plan de modificar la forma en que opera la cámara alta, luego de un escándalo de desvío de fondos de un senador.

La principal negociadora en el largo proceso de modernización del TLCAN, Chrystia Freeland, ha seguido con el cabildeo entre funcionarios comerciales estadunidenses para lograr que las tarifas sean removidas, lo cual se buscó hasta el último minuto previo a la firma del T-MEC, pero hasta ahora no se ha conseguido.

Post to Twitter