Maremágnum / Mario Vargas Suárez / El primer día

MAREMAGNUM

Hace unos días en la mesa de café se hablaba sobre las inquietudes del primer día en una vida de… lo que me diga. De escuela, de noviazgo, de matrimonio, de padre o madre, de profesional, rector o director de escuela.

El tema viene a colación por el título de hoy y de la novela (1977) del periodista mexicano Luis Spota (1925-1985) que trata el tema de la corrupción, la soledad, la ingratitud, la ignorancia y la venganza de un hombre que después de ser Presidente se convierte en el ser más vulnerable e indefenso, objeto del canibalismo político que un día lo encumbró y ahora lo hace víctima de las maniobras del nuevo Mandatario que intenta borrar todo rastro de esa administración.

En otras palabras, la novela que cito, recrea en el lector esas vivencias de quien dejó de ser primera figura en el país, mientras al nuevo titular del Ejecutivo todo mundo le rinde pleitesía, hasta de los pésimos chistes que cuenta.

Esta vez, el originario de Atlacomulco, venido a gobernador y luego a presidente del país se queda solo, sin colaboradores, sin el gran número de empleados a quienes mandar para que le cumplan el capricho mínimo o el de alguno de sus hijos.

Los mexicanos si tenemos memoria, si recordamos detalles, como que se sirvió y sirvió a una clase muy privilegiada, importando muy poco o nada el interés de los demás. Ahí está Tijuana a finales de noviembre y lo que viene.

Existen casos documentados periodísticamente de expresidentes mexicanos agredidos por compatriotas en la vía pública, como el poblano, Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970); el defeño, Luis Echeverría Álvarez (1970-1976); José López Portillo (1976-1982); el guanajuatense, Vicente Fox Quesada (2000-2006); y el michoacano Felipe de Jesús Calderón Hinojosa (2006-2012).

No hay registro de agresiones de civiles a los expresidentes Miguel de la Madrid Hurtado o Carlos Salinas de Gortari.

Los presidentes agredidos en su administración, ya en discursos, notas o manifiestos, fueron Porfirio Díaz Mori (1876-1911), pero también el General, Lázaro ‘Tata’ Cárdenas (1934-1940) y Luis Echeverría Álvarez (1970-1976).

La prensa nacional ha ocultado con el ¿desatinado? silencio o la omisión de la noticia sobre agresiones físicas al presidente de la República.

Volviendo al Primer Día, para un grupo muy selecto, será de protocolo, atención a los invitados, trabajo y responsabilidades. Para otros, será de fiesta, celebración, agasajo y francachelas, porque después de todo: Por fin llegaron. Se sentirán los ‘nuevos amos’.

Para los que se fueron, seguro será un mundo silencioso, de aparente alegría porque ‘sentirán’ el deber cumplido, pero sin gente que les adule… aunque ya lo habían notado.

El cambio de México llegó, dirán los más optimistas, “vamos a luchar contra todo lo que huela a corrupción en el pasado… quienes llegan no habrán de corromperse porque el nuevo presidente así lo determinó”

Habrá ‘jalones de orejas’ como la que se aplicó ayer al español (oriundo de Gijón, Asturias y naturalizado mexicano) Francisco Ignacio Taibo Mahojo, mejor conocido en el mundo de las letras como Paco Taibo II, quien en la Feria Internacional del Libro (FIL), -ahí donde hizo su primer ‘pancho’ EPN- al presentar su libro El Olor de las Magnolias, hizo su desafortunada declaración “Si todavía no pasa para el lunes habrá un edicto del presidente nombrándome encargado de despacho mientras sale la ley, o sea, sea como sea se la metimos doblada, camarada”

Con lo que no contaba el español, es que el Senado de la República, el jueves a media mañana, suspendió el dictamen para discutir la Ley de Entidades Paraestatales, con el que se quitaría el candado para que Paco Ignacio Taibo II asuma el cargo de director del Fondo de Cultura Económica.

Enterado de tal determinación, el escritor mexicanizado, a escasa una hora de la suspensión de los MORENOS en el Senado, Paco Taibo, publicó en Twitter que lamentaba haber utilizado una frase desafortunada y vulgar y que odiaría que se interpretara como una agresión a las causas feministas o de la comunidad gay, a las que ha apoyado toda su vida.

También desde luego están las amenazas de los diputados MORENOS, el guerrerense Félix Salgado Macedonio y el michoacano Gerardo Fernández Noroña, quienes han declarado contra los gobernadores que no hagan lo que ellos dicen.

Así nos espera mañana. El Primer Día

Post to Twitter