Contrapunto / Por José Lorenzo / TORMENTAS MEDIATICAS

LORENZO

Apenas Andrés Manuel López Obrador dio la declaración de que recibía un país en bancarrota se desató tan tormenta mediática que no han cesado los comentarios y las diatribas acerca de tal afirmación

Incluso por encima del tema del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México está lapidaria frase de un México en bancarrota causó tal efecto que de inmediato los líderes de opinión de la iniciativa privada o sea los grandes millonarios del país se atra bancaron para declarar que esto es una gran mentira

México es un país próspero dicen con finanzas sanas e instituciones sólidas bien calificado por las empresas calificadoras internacionales y un polo de atracción para la inversión de los grandes capitales extranjeros

Más Un día después el ahora presidente electo López Obrador volvió a tocar el tema con la excusa de ofrecerle disculpas a los que se hubieran sentido ofendidos por el adjetivo de bancarrota Aunque si les dijo tienen que reconocer el país no ha crecido económicamente en los últimos 30 años

Se refiere Y quizá el tabasqueño a que todos los índices de medición de la pobreza indican que está ha crecido exponencialmente en los últimos años y que la deuda pública apuntó dio un Salto de una deuda discreta de 1.6 billones de pesos aún Escandalosa deuda de casi 10 billones de pesos al final de este sexenio

Obviamente los críticos del presidente electo Qué sigue sosteniendo a dar la cuarta transformación de México le han aceptado una y otra vez el argumento de qué está usando el término bancarrota como excusa para adelantar el hecho de que no podrá cumplir sus promesas de campaña en el terreno económico

algunos analistas políticos no se explican porque el manda más de morena gusta de hacer este tipo de declaraciones que aparte de marcar la agenda de opinión causan cualquier tipo de turbulencias en los medios financieros y políticos

Lo que sí debemos tomar como cierto es que un cambio fundamental en la política de estado necesita la explicación y el entendimiento de la mayor parte de los sectores sociales

Que un cambio en la redistribución del ingreso y la riqueza no es posible que se haga de un día para otro Por lo cual deberá llevar una enorme cantidad de esfuerzo en el diálogo y el entendimiento de los factores de la producción y los generadores de capital

Consideramos que ya es hora el nuevo ejecutivo tome en serio su papel cómo fiel de la balanza política en este país y se modere un poco en sus declaraciones que al fin y al cabo el primero de diciembre está cerca Aunque un sexenio como en este caso parezca no ser suficiente

Post to Twitter