Usar el autobús en lugar del vehículo privado ahorra 6,7 millones de toneladas de CO2

bus

Según un comunicado de CONFEBUS, este volumen de CO2 el equivalente a lo que necesitan “casi siete europeos de media para calentarse, alimentarse y desplazarse en más de un mes”, aunque también puede compararse con la cantidad de gases de efecto invernadero que se generan en la producción de 8.000 kilogramos de pan o casi 31.500 de patatas.

El presidente de esta entidad, Rafael Barbadillo, ha destacado que su objetivo es lograr “un transporte cada vez más respetuoso con el entorno” y en ese sentido ha señalado el esfuerzo llevado a cabo en los últimos años por el ahorro energético, con medidas como la limitación de las emisiones de CO2 o el uso de fuentes de energías limpias, renovables y gas, con la intención de “ser líderes en el sector en materia medioambiental”.

En los últimos cinco años, CONFEBUS ha invertido 2.500 millones de euros en mejorar sus flotas, que cuentan ya con vehículos sostenibles como los híbridos, los propulsados por gas natural o los eléctricos, lo que ha permitido conectar más de 8.000 núcleos de población gracias a una red superior a los 75.000 kilómetros y transportar así a 8.750 millones de viajeros.

Las estimaciones de la confederación se basan en que cada autobús puede sustituir la presencia en carretera de entre 14 y 30 vehículos privados, por lo que un incremento de viajeros de un 20% supondría a su juicio la reducción de 917.000 toneladas de emisiones de CO2 adicionales.

Post to Twitter