Claroscuro / Alejandro de Anda / Una de pescadores

CLAROSCURO

LO CLARO. Las Ferias de Libros, son los encuentros literario-culturales más importantes donde se dan cita y congregan a quienes se interesan en el arte de las letras.

También en el pasado reciente ha sido escenario de bochornos –llamados ‘camisa de once varas’- para aquellos que por aprovechar el esquema que congrega a intelectuales, estudiantes, maestros y en general a la sociedad que se interesan en el conocimiento, deben salir con raspones y aludidos por ser parte de las cifras que sostienen que los mexicanos apenas leemos 3.8 libros por año en promedio (INEGI 2016).

La Universidad Autónoma de Tamaulipas aporta en su Estado a la promoción de estos valores, a través de la Feria Universitaria del Libro 2018. Miles de títulos de obras científicas, literarias y demás, que contribuyen al cultivo del espíritu y del conocimiento de quienes saben que es ahí donde existe el verdadero tesoro.

LO OSCURO. Las mejores historias para contar, provienen de quienes aman la cacería o la pesca. Aquí una de éstas.

-‘Compadre, usted es muy mentiroso y exagerado. Le voy a tener qué amarrar las manos por las muñecas para que no gesticule’.

-Como quiera compadre. (Y continúa su relato, mientras es atado).

-Entonces, a mitad del oleaje embravecido y yo con sólo un envase donde tenía enrollado mi hilo de pescar y mi anzuelo, ¡que se gancha un animal al que apenas podía distinguir su tamaño! (y abriendo las manos como podía en forma de tomar una pelota) ¡Así estaba… el tamaño de un ojo!

La dinámica electorera en nuestro país, no sería tan distinta de los quehaceres de la pesca.

Quienes van tras el primer escaño en la disputa por suceder a Peña Nieto, se dicen –en cualquier orden- en forma individual ser salvadores de las injusticias sociales y haber alcanzado logros mayores que ni habiendo sido ya presidentes en funciones.

Y por supuesto, minimizando los resultados de sus oponentes.

Uno de estos, tras varias ocasiones en puestos de primer orden gubernativo asegura haber obtenido la mayor recaudación para las arcas federales sin incrementar un solo impuesto.

Por consiguiente, las finanzas las declara superavitarias. Sin petróleo y con panoramas globales austeros. Para rematar, con la mayor generación de empleos (3.3 millones en el sexenio) aunque se ocupe en realidad el doble.

Otro más, asevera que la ciudad que gobernó creció de manera exponencial en sus inversiones y la seguridad era prácticamente mejor que en cualquier parte del mundo.

Temas que a su vez, fueron atacados por sus principales contendientes al demostrar la falacia de los números y el crecimiento descontrolado y alarmante en secuestros, por decir lo menos.

Otro más de los candidatos, quizá por su poca presencia gubernativa asegura ser el orquestador del cúmulo de entidades que hoy gobiernan y ser quienes lograron poner en la cárcel a los exgobernadores corruptos. ¿Cómo le han desmentido?

‘Canallín’ es una apología extraña que no sabemos si aproveche para ponerlo en la boleta como ‘mote’.

Del cuarto en disputa, mejor no le tocamos. Porque si así amenaza con ‘mochar manos’… luego, ¿con qué podríamos ver el tamaño de los ojos de los pescados de los otros tres?

COLOFÓN: Qué cuadros tan erosionados tenemos el electorado mexicano. Deberemos elegir por ende, la mejor historia contada el siguiente 1 de julio. En lo particular me ha gustado más, la que me contó mi amigo pescador. El auténtico.

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro

Post to Twitter