CLAROSCURO / EL ORACULO / Alejandro de Anda

CLAROSCURO

LO CLARO. De vital importancia para las prácticas de la profesión de cada cual, es el conocer los procesos administrativos.

Permítame hacer este apunte desde los ojos del ‘Claroscuro’.

Todas las carreras profesionales, técnicas o humanísticas, deberían tener un alto contenido de prácticas administrativas. Quizá mi percepción deviene de egresar de tales estudios.

Pero la vida demuestra –con muchos tropezones- que tenemos en cada ciudad del planeta a excelentes médicos, abogados, ingenieros, militares, políticos, pero no es condicionante para saber emplear lo que obtienen del desempeño de su labor. O si es bien invertido o cuál es el costo de su modo de vida.

Una institución privada denominada ‘Compromiso Social CityBanamex’ impartió un programa de educación financiera a estudiantes y profesores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Sobre el manejo de presupuestos y finanzas personales y de las herramientas financieras para elevar su calidad de vida y reconocer la importancia de priorizar el uso de recursos personales.

Una práctica a observar no sólo por los estudiantes. Que cunda el ejemplo.

LO OSCURO. Una anécdota radiofónica.

-Buenas tardes ‘may’ dime cuál es tu nombre. (Creo el adjetivo ‘may’ es algún diminutivo que se emplea para decir ‘maistro’)

-Me llamo Dorostino. Y quería…

-Pues mira Dorostino, yo aquí en tu futuro y tu presente no veo ningún maleficio ni brujería o que te estén haciendo un trabajito. Más bien creo que lo que debes hacer es poner un poquito más de tu parte y ponerte a chambear; porque de flojo no te vas a hacer rico. Sí puedes crecer y hasta tener pareja, pero necesitas cambiar…

-Oiga… yo nomás quería pedirle una canción. Y ya me saqué la casa del Tec.

Ahora disculpe las comparativas. Pero los tiempos electorales así nos obligan.

Algunos ejemplos hay que nos mueven a pensar cómo llegan a semejantes conclusiones.

“Buscamos empleos para los que están saliendo de las carreras”

“Retiraré el fuero a todos los servidores públicos”

“Voy a vender el avión…”

“Voy a cancelar el aeropuerto”

Los anteriores puntos, son algunos de los muchos y muchos discursos retóricos con que nuestros agoreros-políticos vislumbran que dieron en el clavo de lo que quiere la gente.

No creería –a manera personal- que la señora Imelda, despicadora de jaiba del puerto de Tampico que gana 135 pesos al día (equivalente a 1.5 salarios mínimos) y con 3 hijos pequeños, estuviera interesada en el fuero o si habrá vuelos de avión de la CDMX a donde sea que imagine, cuando lo más cerca que ha visto un pájaro de acero, es por encima de su cabeza.

Que su hijo adolescente le contribuyera al gasto, sería quizá su mejor esmero al saber que hay en su ciudad oportunidades de empleo y seguridad para salir a devengarlas.

¿Pensión de ex presidentes? ¿Contingencias ambientales?

¿De dónde sacan tantas barbaridades que aseguran darán un nuevo rostro a nuestro país?

Empleo, competitividad, SEGURIDAD, educación, estado de derecho y la inclusión social son los ejes fundamentales que a TODOS nos aquejan.

El oráculo de los candidatos anda un poco norteado. Y si siguen mochando manos… pronto quebrarán los vendedores de guantes y de celulares.

COLOFÓN: Dorostino –el may- entendió que lo que el locutor le quería decir… quizá se refería al mismo locutor.

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro

Post to Twitter