El viento cálido derrite el hielo de la Antártida en invierno

5

Comprender cómo estos vientos cálidos pueden afectar las plataformas de hielo en la Antártida es importante, porque el derretimiento invernal puede afectar la estabilidad del hielo en el futuro, según la investigación que se publica esta semana en Geophysical Research Letters.

El invierno sobre la plataforma de hielo Larsen C en la Península Antártica es negro y frío durante meses con temperaturas tan bajas como menos 25 °C. A pesar de esto, el derretimiento continúa durante el invierno debido a los cálidos vientos foehn (alemán para “secador de pelo”) que soplan desde las montañas de la Península. Las observaciones de una estación meteorológica automática en la plataforma de hielo Larsen C, en la Península Antártica, muestran que una vez a la semana sopla un viento extremadamente cálido y seco desde las montañas. Este viento puede elevar la temperatura entre 15 y 20 grados Celsius en pocas horas.

Cuando las temperaturas suben por encima de cero, la nieve comienza a derretirse, causando la acumulación de lagos de agua de deshielo. Estos lagos pueden tener cincuenta metros de ancho, hasta un kilómetro de longitud y uno o dos metros de profundidad.

El autor principal Peter Kuipers Munneke, del instituto climático IMAU de la Universidad de Utrecht, dice en un comunicado: “Todo el calor invernal proviene del viento foehn, no hay otra fuente de calor en este período del año. Sabíamos de estos lagos de agua de deshielo durante el verano, pero aparentemente del 20 al 25 por ciento del agua de deshielo de los últimos años se produce en realidad durante todo el invierno”.

Las imágenes de satélite proporcionadas por la Agencia Espacial Europea (ESA) permitieron a los científicos estudiar la evolución de los lagos de agua de deshielo en la región durante más de una década. Las imágenes revelan que durante el curso del invierno los lagos de agua de deshielo se vuelven a congelar, lo que significa que actualmente no contribuyen al aumento global del nivel del mar.

La coautora Ella Gilbert, Científica Atmosférica de British Antarctic Survey dice: “Este es un documento realmente emocionante que reúne muchos tipos diferentes de información de satélites, estaciones meteorológicas y modelos meteorológicos. Hemos demostrado por primera vez que Larsen C se está derritiendo no solo en verano, como era de esperar, sino también en el oscuro y frío invierno antártico cuando no hay luz solar. Esto es muy importante porque afecta la estabilidad de la plataforma de hielo. Si Larsen C se derrite más de lo que pensábamos anteriormente, es más probable que se derrumbe, como lo han hecho otras plataformas de hielo en la Península Antártica en el pasado”.

Post to Twitter