¿Qué papel tiene la energía eólica en el mundo actual?

Wind turbines farm on sunset in winter

Analizamos cuál es el líder indiscutible del sector eólico, cómo se encuentra Europa o España en un futuro energético renovable

China es el líder indiscutible en este tipo de energía

En China se añadieron en 2017 19.000 MV. Este país mantiene así su posición indiscutible como líder eólico mundial, con una capacidad acumulada de 188.000 NW. Resulta igualmente sorprendente el despliegue de la energía solar de dicho país, que está en camino de hacer de la energía renovable su principal fuente de energía.

En la actualidad, podemos confirmar que China se alza con cinco de los seis principales fabricantes de placas solares del mundo, cinco de los mayores fabricantes de aerogeneradores del mundo y seis de los diez principales fabricantes de automóviles eléctricos. Mientras tanto, China es dominante en el sector del litio en baterías, vehículos eléctricos, etc; y un líder mundial en inversiones en redes inteligentes y otras tecnologías de energía renovable.

Con respecto a otros grandes mercados que también experimentaron un interesantísimo crecimiento a lo largo de 2017, estos fueron: EEUU (6,8 GW agregados, 89 GW en total); Alemania (6,1 GW nuevos, en total 56 GW); India (4,6 GW añadidos, 32,9 GW totales); Reino Unido (3,3 GW nuevos, 17,9 GW en total), Brasil (2 GW nuevos, 12,8 GW totales) y Francia (1,7 GW nuevos, 13,8 GW en total).

¿Cuál es el panorama español en instalación eléctrica renovable?

Son de sobra conocidas las grandes presas con las que cuenta este país, hasta el punto de que se dice que ya no se puede construir ni un solo embalse más. Estas han proporcionado un excelente servicio durante muchas décadas.

Fue en 1984 cuando se instaló la primera turbina eólica en Cataluña. En ese mismo año se construyó la primera instalación fotovoltaica en San Agustín de Guadalix. De esta manera, desde ese año, España se convertiría en un faro de la energía eólica y la solar, colocándose entre los primeros instaladores de todo el mundo.

No obstante, en el año 2013 – 2014 la situación dio todo un giro, deteniéndose por completo la construcción de nuevas instalaciones. Por ese motivo, este país retrocedió hasta quedar en los últimos puestos europeos, siendo incluso denunciado a nivel internacional por pasividad.

¿Qué ocurre mientras tanto en Europa?

En tanto que se va abriendo el foco a países del entorno cercano, las estadísticas se vuelven menos consolidadas. 2014 y 2015 han sido los años de los que se han obtenido más datos, por ejemplo, que los países que tuvieron menor dependencia de combustibles fósiles en 2015 fueron Dinamarca (4%), Estonia (17%), Rumanía (25%) y Polonia (32%).

Haciendo una comparación, España tuvo ese año un 74% de dependencia en combustibles fósiles. Según datos de la Eurostat, la cuota media de las energías renovables en el mix energético de 2015 fue del 16,7%. Sin duda alguna un gran avance frente al 8,5% de 2004, si bien es cierto que queda un largo recorrido por hacer hasta alcanzar el 100%.

Post to Twitter