Contrapunto / Por José Lorenzo / La Esperanza

LORENZO6218

Las voces se levantan como un grito ahogado. Son ideas de años que se han alimentado de fallidas experiencias electorales. Las voces son lo mismo estridentes que sordas. Son una conclusión funesta y negra:  ! En México no hay democracia!   Es una presunción que se alimenta de una ausencia. Una gran frustración de elegir la esperanza y siempre ver que la gran esperanza se transfigura en una dura realidad que es más de lo mismo.

Así lo siente el pueblo; esa masa sin rostro al que llamamos Pueblo. Por décadas con el partido único votó por la única opción vestido con el traje de la única promesa : ahora si este sexenio que nos hará justicia la revolución.

Mas el pueblo veía siempre lo mismo. Distintos rostros, pero siempre lo mismo. Los gobernantes que se hacían más ricos : los grandes empresarios que eran más felices.

Eterna retahíla de promesas. Discursos pomposos de ascendencia bíblica.

 ! Lo mejor está por venir!

Década tras década. Sexenio tras sexenio. El mismo campo yerno, la misma paga mísera.

Más hoy de nueva cuenta renace la esperanza. De nuevo brilla el sol y la promesa de un mundo mejor. Brilla en el aire. Se respira en la luz de la mañana.

 Así el pueblo se anima y ve una luz al final del camino. La luz de la ilusión que es una luz que reanima e inyecta vida.

 Ojalá no se convierta en llanto. Quien quiera no se vuelva tristeza.

El pueblo ya no aguanta. Quiere ver la luz al final del camino. Quiere ver la igualdad y la justicia sentarse a su mesa. La buena paga.

 A trabajos iguales, pagas iguales. No quiere palabras ni regalos. Tan sólo quiere ver el fruto de su esfuerzo.

La democracia es un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento material, social y cultural del pueblo de México.

Es una vida digna. O es mucho pedir?

Post to Twitter