VISION POLITICA / La mejor planeación / Por Ramiro Ramos Salinas

rrs

Existen teorías administrativas que te indican cuales son las mejores estrategias para planear un proyecto hasta llevarlo a su cristalización. En nuestros trayectos de vida siempre estamos realizando planes familiares, escolares, laborales, de viajes, de negocios, entre muchos otros propósitos que nos ponemos como metas. La historia registra que son los primeros meses del año cuando más se da la planeación de objetivos dado los estados de ánimo que genera un nuevo inicio de año y los ciclos fiscales, administrativos que los hemos establecido en forma anual para su medición y cierre.
Por ello creo oportuno revisar esas teorías de planeación ahora que estamos iniciando un nuevo ciclo en nuestras vidas y que traemos el ánimo renovado y las ganas de concretar nuevos proyectos. Planear es establecer un punto final a un objetivo, estableciendo un proceso que permita llevar una secuencia de pequeñas metas hasta lograr el proyecto deseado. Es además la organización de una serie de actividades que tengan un ritmo lógico de orden y armonía que te permita llevar a cabo el camino de realización establecido.
Planear es tomar el control de la dirección del proceso para darle sentido en el tiempo y en el orden de realización estableciendo indicadores que permitan medir cada una de las actividades en base a números específicos o estándares de satisfacción aun cuando no sean estos cuantitativos. Es ir integrando los elementos humanos, tecnológicos y financieros adecuados y suficientes para que mezclados y estructurados unos con otros produzcan los resultados establecidos en el plan general.
En este proceso de planeación como en todas las actividades cotidianas lo que no se mide no se puede evaluar. De ahí la importancia de incluir como parte fundamental de la buena planeación al control y evaluación de los indicadores de cada actividad para conocer el grado de éxito, los errores cometidos en las tareas emprendidas para buscar la mejora continua elemento básico del éxito de la planeación estratégica.
Quienes utilizan estas reglas generales para llevar a cabo su proceso de planeación tienen una mayor probabilidad de concretarlo. La metodología es la herramienta adecuada para lograr los objetivos planeados y tener un “método-lógico” te aumenta la certeza de triunfar sino a la primera, si ser más asertivo y en la retroalimentación del proceso eliminar las fallas para lograr las metas correctas.
Lamentablemente hay muchas personas que por desinterés o desconocimiento no siguen estas reglas sencillas y fracasan en sus intentos de mejorar un aspecto de su vida personal o laboral. Caen después en el desánimo e indiferencia por ser mejores y con ello se inicia un círculo vicioso de falta de crecimiento parejo de oportunidades en las familias y la sociedad en general. Siendo la desigualdad social uno de los mayores desafíos que tenemos como sociedad nos debemos de preguntar qué es lo que ha ocasionado que muchos si logren sus metas económicas y sociales y muchos otros se rezagan en el camino.
¿Sera el nivel educativo lo que marca la diferencia? ¿O el Status social? ¿O las condiciones económicas? ¿O la motivación personal? O una fallida planeación y ejecución de sus metas? Sin duda pueden ser todos estos elementos lo que determinen en mayor o menor medida de que una persona logre los triunfos que se imaginó. Pero de lo que no tengo la menor duda es que sin un eficiente proceso de planeación no se puede lograr los objetivos buscados.
Ejemplos tenemos muchos a la vista. Veamos las grandes empresas multinacionales como Microsoft, Toyota, Facebook, Google entre otras o bien las mexicanas como Cemex, Televisa, Telmex, Bimbo entre muchas más. O los mexicanos destacados en la literatura como Carlos Fuentes y Octavio Paz ( ya fallecidos) o los deportistas como Fernando Valenzuela o Hugo Sánchez, o los músicos, artistas, científicos, atletas, políticos, periodistas, académicos y muchas otras profesiones y mexicanos destacados. En cada una de esas historias esta la planeación, el orden, la disciplina, el estímulo, la mejora continua como elementos de éxito.
Por lo tanto estas reflexiones nos permiten llegar a conclusiones y a propuestas que nos dan la pauta para encontrar las formas de mejorar a la sociedad en su conjunto. Si todos hemos dicho siempre y lo sabemos bien que vivimos en el mejor país del mundo con la mayor riqueza natural de la tierra ¿porque tanta desigualdad social teniendo una educación pública general y accesible y programas de gobierno universales con suficientes coberturas? La respuesta está en la disciplina, el orden, la honestidad y la mejora continua, la planeación y los valores son los que hacen la diferencia entre ser una persona exitosa o no lograr los objetivos planeados. Les deseo a todos que este 2018 logren sus proyectos para bien de Tamaulipas y de México. Face: @RamiroRamosSalinas, Twitter: @RamiroRamosSal, Instagram: @ramiro_ramos_salinas

Post to Twitter