Contrapunto / UMBRALES / Por José Lorenzo

LORENZO

En un pais donde la salvaguarda de la vida es un milagro, la seguridad es un asunto personal.

Es ser conciente y vigilante del espacio que ocupas y el ambiente en que te mueves. De lo que miras y lo que hablas y del aire de la acera en que caminas.

Pues no habrá ley ni leyes ni cuerpos policiacos que estén en las circunstancias ni zonas riesgosas que pises cuando les necesites.

Sólo tú sabes y eres dueño de las decisiones cuando te encuentres en el umbral de las zonas oscuras.

Sólo tú sabes y eres capaz de intuir cuando percibes los límites de las dimensiones desconocidas.

Dicen que en países como Japón la densidad de población es tan grande que la extrema cortesía con el vecino es un asunto de supervivencia.

De lo contrario los roces involuntarios, inevitables, lo mismo en la acera que en el transporte público se podrían convertir en un acto de agresión.

Y México no es japón. Aquí, por desgracia, la cortesía ha trocado su lugar por la desconfianza.

La Ciudad y el campo son por igual zonas de alto riesgo.

La fe en el lado benigno de la humanidad se puso una máscara de extraño.

Un valor invertido que será muy difícil de revertir.

Esta Titanica misión parece ser la gran cruzada que se ha echado a cuestas MORENA..

Un misión imposible para algunos. Una misión imperiosa para otros.

Como recuperar la paz y la confianza. He ahí el dilema.

Post to Twitter