Contrapunto / por José Lorenzo / NEO JUSTICIA

LORENZO

Estupor causó la orden para que la maestra y ex lider del Sindicato de maestros Elba Ester Gordillo fuera trasladada a su lujoso piso en Polanco donde estará en prisión domiciliaria.

Agudos comentarios desató el hecho que esta decisión se diera casi al unísono del anuncio de la afinidad electoral entre el PRI y Nueva Alianza.

El pueblo ahora elevado a sociedad ya sabe que en Política no hay casualidades y que todo obedece a una subterránea interacción de fuerzas, intereses y decisiones.

Así explican las voces anónimas el confortable hecho de purgar una condena -si no del todo judicial si por voluntad presidencial – entre los mullidos espacios alfombrados de un penthouse millonario en Polanco.

Porque la maestra Gordillo está libre para cumplir una misión y consolidar un mensaje aunque nos digan que tendrá collarín de control, alarmas y mil cerraduras.

Bah! Son maquillajes para cubrir una transparente realidad.

A confesión de parte sobran las pruebas.! Bien por ella!

Ya sus defensores explicaron que el derecho a su reclusión domiciliaria se debe a que su delito no es grave.

Desviar recursos del sindicato no es delito grave!

Además de que nadie del poderoso sindicato puso nunca una denuncia.

Esa es la explicación.

Bueno, los filósofos de la Grecia Clásica estarían orgullosos de esta manera de interpretar la Ley.

Nada como estar en casa en Navidad.

Post to Twitter