Contrapunto / Por José Lorenzo

LORENZO6218Las cartas están echadas y José António Meade, el precandidato sin partido, ya logró la postulacion por el Pri y dice que México tiene rumbo y que lo hará una potencia mundial.  Por eso dice el viejo refrán popular ” que el prometer no empobrece, el dar es lo que aniquila “.

Y ya de promesas el pueblo no vive. Hay lacras sociales que laceran tanto como el hambre : la deserción escolar, la proclividad hacia el robo y el delito común, la desmedida afición al consumo de drogas y alcohol, y la creciente disolución de la familia. Un verdadero liderazgo en estos temas de profunda preocupación social sólo lo puede hacer una corriente política ligada a verdaderos compromisos populares.

En su momento histórico lo trataron de dar los gobiernos usufructuadores de la Revolución Mexicana pero se perdieron en el tiempo cuando los ideales fueron truequeados por ambiciones personales de una burocracia voraz y sexenal.

Luego vino el turno de la derecha presuntamente moralizante pero en doce años de poder cambio un viaje en un mar de cambios y de rectitud presupuestaria por un chapoleo a ciegas en un océano de corrupción y desatinos.

El gatopardismo surrealista. Un quítate tú para ponerme yo.

Así que sesenta millones de connacionales quieren ahora un cambio. Una ruta alternativa que les permita vivir como iguales en un país que es suyo.

Quieren sus tierras zapatistas y a sus hijos en escuelas gratuitas y laicas donde se combata las supersticiones y se privilegie la razón y se honre el artículo tercero.

Donde el cobro de la paga sea la alegría de la familia y el trabajo sea para engrandecer y humanizar el capital mexicano.  Es la Hora de la izquierda Verdadera y el pueblo lo sabe.  Es la hora de la tercera vía. La hora de la dignidad y la verdad.

El capital al servicio del pueblo. La riqueza nacional derramada en pos del bien común.  O alguien ha visto a un trajeado y encorbatado sembrando la tierra?

 En la hora que vive el país lo que urge es la distribución de la riqueza, el combate a la corrupción y el manejo transparente de las finanzas públicas.

Post to Twitter