Contrapunto / Por José Lorenzo

LORENZO621

Meade o Nuño ? La partida esta echada. El gran dedo elector, deberíamos decir, el gran dedo neo elector, ha signado su gracia, ha señalado el rumbo del destino.

En Campeche se ha concertado el génesis, la metamorfosis, del nuevo partido.

Atrás, muy atrás, perdido en las brumas del siglo veinte, quedó el viejo partido, hijo unigénito de la Revolución.

Allá para el arqueólogo político quedaron los días del partido sólido, monolítico, totemico, en que la disciplina y el orden vertical eran más que una filosofía, un sistema de vida.

El que se mueve no sale. Quietos. Todos quietos. La oposición telón de fondo una comparsa. La disidencia de la izquierda comunista sinónimo de cárcel.

El desfile del primero de mayo, una liturgia. La parada del veinte de noviembre, una confirmación y un espejo.

El viejo y grande Pri cambió. Giró miles de grados para entrever la luz en el futuro. Dio un salto de felino para salir por la ventana de la modernidad.

Todo por el poder. Todo por la ancestral idea porfiriana de que sólo yo soy garante de darle un rumbo a la nación.

Meade o Nuño ? Quien es el crisol de cualidades? Quien es la quintaesencia de la popularidad?

El dedo neo-elector está feliz en los Pinos. Sonríe en la sombra. El primer paso dado ni Dios ni viejo PRI lo quita.

Se aceptarán candidatos externos, limpios, sin dogmática militancia. Requiescat in pace.

La nación lo pide, lo demanda. Este es otro México.

Democrático, joven, participativo. Navegador de redes más que asistente a mítines.

Aceptaría usted ser candidato a la presidencia ? Sólo si mi partido me lo pide.

Un primer paso dado. Ahora sólo falta ganar.

Post to Twitter