Chivas, antes perder que jugar con extranjeros

chivas extranjeros

GUADALAJARA, JALISCO.- En todo el mundo, los llamados “equipos nacionalistas” viven una crisis de resultados; Chivas es prueba de ello.

El aficionado común de la “Nación Chiva” lo tiene claro: “mejor derrotas a que jueguen con extranjeros”. El nacionalismo del “Rebaño Sagrado” es una pieza fundamental de identidad para sus aficionados. Es un orgullo que trasciende la cancha, “100% mexicanos” se lee en sus banderas y “somos puros mexicanos” se escucha en su himno. Sin embargo, en el futbol globalizado y comercial de la actualidad, ¿se puede ser exitoso en la cancha con puros jugadores nacidos en el país?

La globalización del futbol ha hecho que se rompan las fronteras nacionales. Por ejemplo, sólo en el más reciente periodo veraniego de transferencias, la Liga española, una de las mejores del mundo, vendió jugadores por más de 400 millones de euros (unos seis mil 500 millones de pesos). Arribaron jugadores de 27 países diferentes a la “Liga de las Estrellas”. Incluso en México, se gastaron en el draft más de 473 millones de pesos en transferencias (40 millones de dólares).

En el futbol mexicano, Chivas ha mantenido su tradición de jugar sólo con elementos nacidos en territorio nacional o de padres mexicanos. Aunque, por ejemplo, el Rebaño tenga algunos jugadores nacidos en Estados Unidos (un caso es Miguel Ángel “el Pocho” Ponce, que nació en Sacramento, California), no se permiten jugadores nacionalizados, a pesar de que en la propia Selección mexicana sea bien vista la convocatoria del “Chaco” Giménez y Damián Álvarez, jugadores nacidos en Argentina y quienes recientemente adquirieron el pasaporte mexicano.

A nivel mundial, existen dos ejemplos de equipos que también se niegan a jugar con refuerzos extranjeros: el Athletic Club de Bilbao (sólo jugadores de ascendencia vasca o nacidos en Navarra) y El Nacional de Ecuador, uno de los conjuntos con mayor tradición de la liga ecuatoriana.

Los “Leones” de San Mamés y El Nacional

Los números muestran que ambas escuadras, al igual que las Chivas, han tenido una decadencia de resultados en las últimas tres décadas.

En el caso del club bilbaíno, que es uno de los grandes del futbol ibérico por historia, no ha ganado ni un título en los últimos 28 años, desde que en 1984, los “Leones” conquistaran la Copa de la Rey y la Supercopa de España. Aunque tuvo buenos rendimientos tanto con Joaquin Caparrós como con Marcelo Bielsa en los últimos tres años, no resultó suficiente para obtener algún campeonato.

El cuadro rojiblanco se enfrenta a muchos problemas para contratar jugadores: precios altos y escasez en el mercado. En este periodo se ha gastado más de 17 millones de euros en las contrataciones de Etxeberría Beñat (Betis), Mikel Rico (Granada), Mikel Balenziaga (Valladolid) y Kike Sola (Osasuna).

Ante la dificultad para encontrar jugadores adecuados, el Athletic ha flexibilizado su política de contrataciones para admitir jugadores provenientes de Navarra, comunidad autónoma contigua al País Vasco. Lo cierto es que el Athletic se ha quedado lejos incluso de reforzarse como equipos que teóricamente se encuentran a su nivel económico y financiero. Los casos del Atlético de Madrid o Valencia contrastan con el del conjunto vasco. Los colchoneros ficharon a jugadores como David Villa del Barcelona a 2.1 millones de euros, que se puede incrementar a cinco si el asturiano juega más de dos temporadas con el equipo del Manzanares, o Leo Baptistao procedente de Vallecas a un precio de 3.8 millones de euros. El Valencia trajo al portugués Helder Postiga del Zaragoza casi regalado, a Michel, del Getafe, por 2.8 millones de euros, o a Dorlan Pabón del Monterrey por siete millones de euros. Es decir, queda claro que no poder contar con extranjeros encarece los traspasos.

El Nacional de Ecuador, uno de los equipos más ganadores del futbol ecuatoriano, es otro de los ejemplos de equipos que tienen como política no contratar extranjeros. El futbol de aquel país no es uno de los que más invierte para traer a las estrellas del continente americano. En 2012, toda la liga ecuatoriana gastó cerca de 110 millones de pesos para traer fichajes del extranjero, cuatro veces menos que la liga mexicana. El Nacional tiene tres títulos de liga en los últimos veinte años, una época donde el Deportivo Quito y, sobre todo, la Liga Deportiva Universitaria de Quito, se han llevado la mayoría de los títulos en juego.

¿Contratar naturalizados?

Los resultados de Chivas en los últimos años tampoco han sido óptimos. Por el contrario, el Club Deportivo Guadalajara sólo tiene dos títulos en los últimos 20 años y actualmente está más cerca del descenso a la Primera A que de los puestos de lucha por el campeonato de liga. La crisis del “Rebaño Sagrado” es innegable. La escasez de talento en México, aunada  a los altos precios de los jugadores, impide a Chivas comprar jugadores.

En los últimos torneos, el Guadalajara ha contratado a jugadores de calidad, pero a alto precio: Rafael Márquez Lugo (3.5 millones de dólares), Luis Pérez (2.8 millones de dólares), Miguel Sabah (3 millones de dólares), Sergio Pérez (cambio por Omar Arellano) y Aldo de Nigris (6.1 millones de dólares). En total, Chivas ha gastado cerca de 150 millones de pesos en 18 meses, y aunque no es mucho más que el promedio de la liga mexicana, lo cierto es que los resultados han sido paupérrimos: penúltimo lugar en el torneo pasado y lugar 16 en el actual campeonato.

La política del club de no jugar con extranjeros limita el mercado del equipo tapatío. A diferencia de América, Cruza Azul o Tigres, Chivas no puede explorar en tierras sudamericanas por talento que muchas veces cuesta la mitad de lo que cotiza un jugador mexicano de renombre. Sin embargo, a pesar de esta realidad, tampoco los aficionados al Rebaño quieren un equipo que juegue con extranjeros, ni siquiera con naturalizados, más allá de que legalmente sean mexicanos o que se caiga en el debate de si hay mexicanos de primera o segunda categoría.

La realidad es que con 12 millones de dólares para invertir en refuerzos, un club mexicano puede adquirir al menos a un par de jugadores jóvenes que destaquen actualmente en Sudamérica y marquen diferencia en la Liga MX, situación que en Chivas no están dispuestos a realizar. Al menos por ahora.

Post to Twitter